Inicio » Turismo » ¿ Adónde van los turistas rusos?
turistas rusos

¿ Adónde van los turistas rusos?

El sector turístico ruso lleva varios meses con el piloto de avería encendido. Desde el 2014, el número de turistas ha descendido en picado. Si en el 2013, 18 millones de rusos viajaron fuera del país para disfrutar de sus vacaciones, este año la cifra queda cerca de los 9 millones.

Las sanciones impuestas por los países occidentales a Rusia relacionadas con el conflicto ucraniano, el brusco descenso del precio del petróleo y la derivada inflación del rublo han mermado no solo la economía rusa, sino también el bolsillo de los potenciales turistas que prefieren no gastar, por lo que pueda pasar.

Durante el último mes, dos hechos han dado el golpe de gracia al sector turístico ruso. Primero, el derribo del avión A321 de Metrojet sobre el Sinaí (Egipto) en el que perdieron la vida 224 personas. Tres semanas más tarde, el derribo porTurquía de un caza ruso que sobrevolaba la frontera turcosiria. La reacción deVladimir Putin no se hizo esperar y se materializó en la prohibición de los viajes turísticos a los dos países, meca de los turistas rusos.

SIN EGIPTO Y SIN TURQUÍA

Los datos llegan a ser alarmantes. Según Viacheslava Samojvalova, directora de marketing de Global Travel, antes de la caída del avión ruso en el Sinaí, Egipto constituía el 50-60% de todo el mercado turístico ruso. Por estas mismas fechas, Turquía ocupaba el 10%.

Ante la prohibición de viajar a estos dos países los rusos se preguntan, ¿adónde ir ahora? Según Maya Lomidze, directora de la Asociación de agencias turísticas rusas (ATOR), Turquía ha sido el destino veraniego líder de los últimos 13 años, recibiendo a más de 3 millones de rusos anualmente. “A diferencia de Egipto, Turquía no es un destino de invierno, por lo tanto las últimas sanciones no han afectado tanto al mercado como cuando se cerró Egipto, que fueron millonarias”, ha declarado Lomidze.

Desde ATOR aseguran que aún es pronto para tener todos los datos de las pérdidas. De momento solo tienen una cifra clara: el retorno de los turistas rusos de Egipto supuso la pérdida de más de 1,7 mil millones de rublos.

Por no contar todas las reservas canceladas, devueltas o cambiadas por otros destinos. “Cuando cerraron Egipto, muchos turistas cambiaron sus billetes para viajar a Turquía”, ha revelado Lomidze. “Tenemos claro que Turquía no ha sido un golpe tan grande pero prevemos perder cifras que se situarían por debajo de los mil millones”, ha proseguido. El primer ministro ruso, Dmitriy Medvedev, ha asegurado que las agencias turísticas serán compensadas pero no ha precisado de qué modo.

POSIBLES ALTERNATIVAS

Como sucedáneo de los destinos líderes, las agencias comienzan a proponer otros nombres como los Emiratos Árabes, Israel, Jordania, Tailandia, India o el Caribe. Sin embargo, no llegan a ser sustitutos viables. La realidad es que Turquía y Egipto eran destinos baratos, asequibles para la clase media rusa, atraída por la cláusula ‘todo incluido’.

Estos nuevos destinos, quedan lejos de lo que los rusos están dispuestos a pagar. Si un paquete turístico de una semana a Egipto salía por unos 300 euros, viajar los mismos días a los Emiratos Árabes sale por unos 1.400 euros.

“Lo difícil es conseguir sustituto a las vacaciones de invierno, las de verano tenemos claro que serán cambiadas por países como Grecia, Chipre, Italia oEspaña”, promete Lomidze.

POTENCIAR EL TURISMO INTERIOR

Por otro lado, el Gobierno ruso no ha querido dramatizar la situación y ha preferido destacar que estas nuevas prohibiciones contribuirán a desarrollar los destinos turísticos nacionales.

“La decisión presidencial es una oportunidad única para aumentar el flujo turístico interior que llegará a los cinco millones de turistas”, ha asegurado Oleg Safonov, director de la Agencia Nacional de Turismo. “No sabemos de dónde salen estas cifras”, ha rebatido Lomidze, “lo que tenemos claro es que en Rusia en invierno no hay alternativa a lo que buscan los turistas: sol y playa”.

No obstante, las agencias aún no quieren hacer grandes previsiones sobre el flujo turístico del próximo verano, cuando comience de verdad la temporada. Lo cierto es que el fin de las prohibiciones se encuentra en un momento muy incierto. Los operadores confían en que Egipto será devuelto pronto a la lista de los destinos pero no pueden decir lo mismo de Turquía, cuando las relaciones diplomáticas entre ambos países no hacen más que complicarse.

Fuente: elperiodico.com

Compruebe también

turistas

Los turistas rusos viajarán a los lugares de combate en Siria

Megalópolis, una agencia que vende viajes a otros países, planea comenzar a enviar turistas a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *