Inicio » Cultura » Arte conceptual “La continuación de los cambios”
Fotо: servicio de prensa del Museo de Arte Multimedia

Arte conceptual “La continuación de los cambios”

En Moscú se inauguró una exposición retrospectiva del legendario pintor conceptualista Ígor Shelkovski. En la muestra se exhibe la obra del pintor a partir de las pinturas más tempranas datadas a finales de la década de 1960 y hasta los trabajos correspondientes a 2013.

Es imposible sobreestimar el papel desempeñado por Ígor Shelkovski en el arte contemporáneo ruso: de hecho fue el primer propagador de la obra de los pintores informales en Europa.

Tras recibir educación artística en Moscú, a principios de 1960 se incorporó a un círculo de jóvenes pintores, que se interesaban por las nuevas formas de la autoexpresión artística alejadas del arte oficial. Entre sus amigos estaban los hoy famosos pintores Borís Orlov, Dmitri Prígov y Viacheslav Lébedev. Precisamente ellos aconsejaron al pintor principiante, que se dedicaba según la tradición al arte gráfico y la pintura, ocuparse de la escultura.

En 1976 Ígor Shelkovski emigró a Francia. Este pintor que percibía una falta de libertad total no podía seguir viviendo en la Unión Soviética. Con el respaldo financiero del coleccionista Jacgues R. Melkonian empezó a publicar la revista А-Я, que con toda razón es calificada como la mejor edición en ruso de las publicadas alguna vez sobre arte contemporáneo. Shelkovski se desempeñaba como diseñador y compaginador. Los materiales les eran enviados de la URSS. Así por primera vez se imprimieron textos de Iliá Kabakov, Borís Grois y muchos otros autores. La revista maravillosamente editada e ilustrada trataba del arte actual en la URSS, de aquello que oficialmente no debía existir. Por vez primera el público europeo comprendió con gran sorpresa que detrás del “cortina de hierro” viven pintores, que están en perfectas condiciones de competir con Andy Warhol y Joseph Kosuth.

A finales de 1970-principios de 1980 la edición de la revista ocupaba gran parte del tiempo libre de Ígor Shelkovski, aunque, no obstante, nunca abandonó su propio arte. Hoy vive en dos países: tiene un taller en París y con frecuencia suele estar en Moscú. Las obras de Shelkovski engrosan las más grandes colecciones museísticas rusas, reiteradas veces se exhibieron en exposiciones colectivas, pero la colección expuesta en el Museo de Arte Multimedia es la más completa y obligatoria para un estudio atento de aquellos que se interesan por el arte contemporáneo.

Fuente: Spanish

Compruebe también

ballet

Don Quijote, el hidalgo de lanza en ristre y puntas de ballet

La Compañía Nacional de Danza monta su primer ballet clásico completo en más de dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *