Inicio » Cocina Rusa » Comida rápida a la rusa
Foto: SXC.hu

Comida rápida a la rusa

Rusia pretende “rusificar” la comida rápida. En el país son cada día más populares las cadenas fast food especializadas en la cocina nacional.

Todavía son pocas, pero de aquí en unos cuantos años pueden revolucionar el mercado con sus tradicionales fideos con relleno de carne, panqueques y sopa de remolacha, dejando atrás a los sushi y hamburguesas.

Hace ya más de una década que se comentan los daños que causa la comida rápida a la salud del hombre. Hay decenas de películas y cientos de estudios científicos sobre el tema. Miles de personas por todo el mundo llaman a boicotear las cadenas de comida rápida. Pero los ingresos de las transnacionales del sector siguen creciendo.

En cualquier centro comercial las colas más largas se ven ante los puestos de comida rápida. El vicepresidente de la Asociación Nacional de Críticos Culinarios, Dmitri Alexéev, afirma que los “monstruos de fast food” son tan exitosos en el mercado porque utilizan tecnologías químicas dañinas para la salud del consumidor:

—La mayoría de las grandes empresas de comida rápida mantienen en secreto las tecnologías que utilizan. Pero incluso los datos disponibles revelan la presencia de gran cantidad de albúmina de soja en vez de la carne y mucho glutamato monosódico. También es sabido que las grandes cadenas de comida rápida llevan decenas de años colaborando con importantes empresas química y farmacéuticas en el desarrollo de sabores y aromas ideales.

La calidad de los sushi que se comercializan en Rusia también es profusamente criticada. El organismo controlador del mercado de alimentos Rospotrebnadzor descubre numerosas irregularidades sanitarias en restaurantes de cocina japonesa. Hay muchos problemas con la calidad del pescado que se usa para preparar rollos y sushi. Las razones son objetivas. La situación geográfica no da para cumplir con todos los requisitos, estima el director de restaurante, Aram Mnatsakánov:

—La auténtica comida japonesa es muy saludable. Otra cosa que muchos platos que se preparan en Moscú son más bien un engaño. No podemos tener la comida japonesa tal como la entienden en el Japón. En Moscú no hay mar, y el pescado para sushi debe ser fresquísimo. Lo que se hace aquí es una adaptación.

La cocina rusa es un caso distinto. Todos sus ingredientes se producen dentro del país. De ahí un importante ahorro en los gastos de transporte. Con eso, los precios son más atractivos para el consumidor. Pero lo más importante es que esta comida no contiene nada de químico. Sin embargo, pese a todas estas ventajas, no es fácil adaptar la cocina rusa al concepto de comida rápida. Aunque tampoco es imposible. Hay una cadena de restaurantes, llamada Teremók, que se especializa en tradicionales panqueques rusos con diferentes rellenos. Lo esencial ha sido organizar bien el proceso tecnológico, comenta la gerente de relaciones públicas de la empresa Teremók-Invest, Evguenia Pezhenkova:

—En nuestros restaurantes hacemos todos los platos populares de la cocina rusa tradicional. Sopas, caldos, papillas, pasteles de queso, fideo con relleno de carne y ensaladas. Tenemos producción y distribución propia. Los platos más sofisticados vienen prefabricados para darles el último toque antes de servir, directamente en el restaurante.

La experta sostiene que la cocina rusa ocupará pronto un nicho digno que realmente le corresponde en el mercado alimenticio del país. Es bien capaz de abrirse paso entre los gigantes occidentales de comida rápida que dominan actualmente el sector. En su opinión, la población rusa deja de pensar que cualquier producto importado es mejor que su análogo nacional. De un día para otro, las colas que ahora se ven ante los quioscos de hamburguesas y gaseosa pueden trasladarse a los puestos de empanadas de carne y kvas fermentado.

Fuente: Spanish

Compruebe también

blinis

Mini blinis con trucha ahumada

Datos de la receta Fácil Comen 4 Total: 2 h & 10′ = 2 h …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.