Inicio » Política » Crimea divide a la sociedad rusa
Fuente: ITAR-TASS

Crimea divide a la sociedad rusa

En distintas ciudades de Rusia se organizaron ayer acciones de protesta tanto en apoyo como en contra de una campaña militar en Ucrania. Las concentraciones en contra de la operación en Crimea finalizaron con varias detenciones, mientras que las manifestaciones ‘antimaidán’ transcurrieron sin incidentes.

El pasado domingo en Moscú se celebraron dos manifestaciones: una en apoyo y otra en contra de la campaña militar en Ucrania. Los manifestantes contra la guerra acudieron a la sede del Ministerio de Defensa y a la plaza Manezh. La concentración en contra de la guerra no estaba pactada con las autoridades. Inmediatamente después de la reunión del Consejo de la Federación en el que los senadores permitieron al presidente Vladímir Putin introducir las tropas en territorio de Ucrania comenzó a circular por las redes sociales un comunicado con llamamientos a celebrar una concentración.

Una joven, de las primeras en llegar a la manifestación contra la guerra frente a la sede del Ministerio de Defensa, se dirigió a un policía antidisturbios y le dijo: “Temo que mi hermano se vaya a luchar contra Ucrania. ¿Por qué están llevando allí a las tropas?” 40 minutos más tarde ya habían sido detenidas decenas de personas. Los manifestantes no ofrecieron resistencia, aunque tampoco dejaron de corear la consigna: “¡No a la guerra!”. En la pláza Manezh se había planeado otra concentración contra la guerra. Según datos oficiales, 40 personas fueron detenidas alrededor del edificio del Ministerio y otras 50 en la plaza Manezh.

Por su parte, en las acciones de apoyo a Ucrania participaron los miembros de organizaciones patrióticas de jóvenes y veteranos. Las consignas que más se oyeron entre el público fueron: “¡Putin, estoy contigo!”, “¡Gloria a la Berkut!”, “El Maidán no pasará” y “¡Juntos con Ucrania!”. Según estimaciones de los organizadores, la manifestación reunió a más de 27.000 personas.

Almira, una joven de 15 años, acudió  con una pancarta en la que se leía: “¡Estamos con Crimea!”. “Me interesa mucho la política, he seguido de cerca la situación en Ucrania y cuando vi lo del Maidán me pareció como si mi hermano pequeño me hubiera traicionado. Porque los ucranianos son nuestros hermanos pequeños, ¿no? Entonces decidí venir aquí, yo creo que Crimea también nos pertenece”, comenta la adolescente. “Aunque no creo que sea necesario llevar al ejército, – comenta Almira. – Ucrania debe entregarnos Crimea. Porque si sus habitantes no están contentos en ese país, ¿para qué mantenerlos a la fuerza?”. “He venido a la manifestación voluntariamente, tengo compañeros de clase que viven en Ucrania y no lo están pasando nada bien. Por eso deseo que todo acabe bien, sin que haya guerra”, comenta Liubov Víktorovna, empleada del centro de ocio y deporte del ayuntamiento de Chertánovo-Sevérnoye.

En apoyo a los ciudadanos rusohablantes de Ucrania se celebró también una carrera de coches en Vorobiobi Gori, en Moscú, en la que participaron 50 automóviles bajo el lema “¡No dejaremos ir a los nuestros!”, así como una carrea de motocicletas organizada la víspera por el club de motociclistas ‘Lobos de la noche’ al este de Ucrania “en apoyo de la población rusohablante”.

En San Petersburgo, en la sala de conciertos Oktiabrski el partido del poder, Rusia Unida, reunió a unas 15.000 personas en una acción en apoyo de la campaña militar. La organización de esta manifestación apoyaba el uso del ejército en territorio de Ucrania provocado por “una persecución sin precedentes de los ciudadanos de a pie por cuestiones de nacionalidad, convicciones religiosas o ideología política”. Varios testigos del evento comentan que en él participaron políticos, estudiantes y cosacos. Representantes de las autoridades locales han declarado que esta manifestación “sobre la situación en Ucrania” se había pactado hace tiempo, aunque a última hora la participación se incrementó debido a los últimos acontecimientos. La acción de protesta en sí no duró más de media hora.

La manifestación de la oposición contra la entrada de las tropas en Ucrania de San Petersburgo se celebró en la plaza Isaákievskaya. Esta acción no estaba acordada con el ayuntamiento. Se ha informado que en la plaza se reunieron 500 manifestantes en contra de la resolución del Consejo de la Federación y que tras la manifestación se detuvo a unas 40 personas.

En Krasnodar también se llevaron a cabo una concentración y una manifestación. 10.000 personas marcharon por la ciudad con pancartas que rezaban: “¡El fascismo no pasará!”, “¡Crimea y Kubán juntos!”, y “¡Rusia Unida es una Rusia Grande!”. “Próximamente enviaremos a Ucrania la primera partida de ayuda humanitaria desde Kubán.

Y si la situación se agrava todavía más, también les ofreceremos asilo en nuestra tierra”, declaraba el gobernador de la región de Krasnodar, Alexander Tkachov. Este señalaba también que los habitantes de Kubán no pueden permanecer indiferentes a lo que está sucediendo en Ucrania, ya que “muchos habitantes de Kubán tienen amigos y familiares en la otra orilla”. “Pero no estamos hablando de una guerra, ¡Dios no lo quiera! El presidente no ha declarado la guerra al pueblo ucraniano, ni lo hará”, aclaraba Tkachov.

Durante los próximos días se celebrarán varias manifestaciones en apoyo de los rusohablantes de Ucrania en varias partes de Rusia. El lunes se celebraron acciones similares en Bélgorod, Briansk y Novocherkassk. El martes se esperan actividades masivas en Rostov, Vorónezh, Kostromá e Irkutsk. Continuarán celebrándose actos también en Moscú. Varios políticos y personalidades de la cultura y el deporte rusos ya han manifestado su apoyo a la celebración de estos eventos.

Fuente: Rusia hoy

Compruebe también

puntos

EE UU y Rusia hallan “puntos en común” en la resolución política del conflicto sirio

Moscú, Agencias Rusia y Estados Unidos encontraron ayer en Moscú “puntos en común” en lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *