Inicio » Cultura » Cinco datos sobre el korovái ruso
Fuente:Lori / Legion Media

Cinco datos sobre el korovái ruso

Durante siglos, el pan en Rusia ha sido un símbolo de prosperidad y fertilidad. La hogaza redonda, llamada korovái, desempeñaba un papel especial, debido a su parecido simbólico con el Sol.

1. Bodas

La tradición de hacer un korovái de boda pervive en la actualidad. En los viejos tiempos, esta tarea solo se le podía encargar a una mujer felizmente casada que tuviese niños dóciles y obedientes. Los antiguos eslavos creían que la mujer era capaz de transmitir su felicidad marital a los recién casados a través del korovái. Por el contrario, la tarea de meter el korovái de boda en el horno solo podía ser realizada por un hombre casado.

Cuanto más grande fuese el korovái de boda, más feliz sería la recién fundada familia. A veces se elaboraba un korovái tan grande que había que desmontar el horno entero para sacarlo. No estaba permitido morder ni arrancar trozos del pan ceremonial; solo podía ser besado tres veces. Después, el korovái se dividía en rebanadas durante el banquete de boda, pero solo podía cortarlo un niño.

2. Fiestas de bienvenida a una nueva casa

En la fiesta de bienvenida a un nuevo hogar, se elaboraban korováis enormes, lo que no es sorprendente dado que los invitados incluían a la familia entera, incluso parientes lejanos y amigos que venían desde lejos. La masa la elaboraba el cabeza de familia y la esposa la horneaba. El korovái se colocaba en el centro de la mesa: tenía que ser lo suficientemente grande para que cada invitado pudiese comer una rebanada. Se escondían pequeños trocitos de la hogaza en las esquinas de la nueva casa, como un amuleto contra la mala suerte y los problemas.

3. Funerales

Un korovái también acompañaba a la persona en su viaje final. El pan se hacía antes del funeral y, durante la ceremonia, se colocaba sobre el ataúd. Tras el entierro, el korovái se comía durante el velatorio: se ofrecía una rebanada a cada persona que había asistido al funeral. Es curioso notar que el korovái funerario no se distinguía en nada del nupcial. Si el fallecido era un joven soltero, este pan era como un presente de boda que simbolizaba la unión del hombre con la tierra.

4. En un paño

Como parte de la ceremonia tradicional de bienvenida en Rusia, los anfitriones sacaban un korovái en un paño bordado y lo ofrecían a los huéspedes o visitantes. Para los recién casados, el pan se colocaba en los dos bordes rojos del paño y se dejaba que la parte central cayese y quedase colgando. Normalmente era la madre la que sacaba el korovái, mientras que el padre portaba un icono para bendecir a la nueva pareja. Los bordados del paño también eran importantes, ya que simbolizaban los lazos de una persona con sus antepasados.

5. La función de la sal

En su origen, los korováis eran bastante sencillos, aparte de algún pequeño adorno trenzado. Posteriormente, el pan empezó a ser decorado con elaborados ornamentos de masa, además de hojas de hierba doncella, planta a la que los paganos atribuían cualidades místicas. Las bayas y ramas de la hierba doncella simbolizaban el amor y la felicidad. Existe la opción de colocar un salero encima del korovái. Casi nunca se usa en las bodas, pero siempre estaba presente en el korovái “pan y sal” con el que se daba la bienvenida a los huéspedes. El significado simbólico de la sal es que la persona a la que se invita a compartir el korovái tiene su última oportunidad de nasolit, literalmente “echar sal”, lo que significa de manera figurativa hacer una mala faena, bien a sus anfitriones, bien los recién casados el uno al otro. Después de eso, se espera que todo el mundo sea agradable, amable y honesto con los demás.

Fuente: ES.RBTH

Compruebe también

ballet

Don Quijote, el hidalgo de lanza en ristre y puntas de ballet

La Compañía Nacional de Danza monta su primer ballet clásico completo en más de dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *