Inicio » Mundo » La caída del rublo y del precio del petróleo provocan una bajada del comercio ruso-argentino
Fuente:Yuri Smitiuk / TASS

La caída del rublo y del precio del petróleo provocan una bajada del comercio ruso-argentino

El coste de los productos exportados ha disminuido, lo que se refleja negativamente en las estadísticas. No obstante, la intensificación en los contactos comerciales permite albergar la esperanza de que la caída del comercio se ralentizará.

Las estadísticas revelan una caída continuada del intercambio comercial entre Rusia y Argentina; ello a pesar de que, en general, la relación entre Moscú y Buenos Aires se desarrolla en clave positiva. De acuerdo con los resultados de 2014, el giro comercial se redujo en un 10,8 %, mientras que en los cinco primeros meses de 2015 la caída fue de un 37,5 % (en relación con el mismo periodo de 2014).

La razón principal ha sido una fuerte reducción de las exportaciones rusas (2,8 veces menos entre enero y mayo de 2015). Según datos del Ministerio de Desarrollo Económico de Rusia, esta significativa caída se centra en el suministro de fertilizantes compuestos, que se redujo 8,1 veces (lo que equivale a 5,8 millones de dólares), y de derivados del petróleo, que disminuyó 3,2 veces (hasta 19 millones de dólares).

El Ministerio ruso asocia la caída de las importaciones de Argentina al suministro de productos agrícolas (que bajan de 342,2 millones de dólares a 249,6 millones de dólares), incluida la carne, los productos lácteos, las verduras y la fruta.

“En 2015, las relaciones económico-comerciales entre Rusia y Argentina se están desarrollando en un contexto económico complejo para ambos países. La ralentización de la actividad empresarial, que deriva en una caída de la demanda en los mercados nacionales, junto con las fluctuaciones monetarias han tenido un impacto negativo en la dinámica comercial bilateral”, contó a RBTH la asistente del ministro ruso de Desarrollo Económico, Elena Láshkina.

Sin embargo, a pesar de la reducción del intercambio comercial, en términos valorativos el interés por desarrollar una colaboración mutuamente beneficiosa continúa creciendo.

Un claro ejemplo de ello, según Láshkina, fue la visita a Moscú el 22 de abril de 2015 de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, con motivo del foro empresarial ruso-argentino, en el que participaron decenas de empresas de ambos países.

En el transcurso de aquel evento, el Consejo de Empresarios Ruso-Argentino firmó un acuerdo con la Secretaría Minera de Argentina destinado a ampliar la colaboración en el sector minero y a atraer empresas de ambos países para la realización de proyectos conjuntos en dicho sector.

“La visita de la presidenta de Argentina a Rusia en abril de 2015 supuso un gran impulso al desarrollo de la colaboración económico-comercial entre nuestros países. Como resultado de las negociaciones en las altas esferas, se firmaron varios programas que marcaban una serie de pasos destinados  a reforzar la cooperación estratégica, así como al fomento de proyectos en el sector de la energética (incluida la energía nuclear), el industrial, el agrario y el pesquero”, señaló Láshkina.

Así, según sus palabras, este año se crearon las condiciones necesarias para estabilizar las relaciones económico-comerciales y reanudar el crecimiento de las exportaciones, entre otras cosas, de productos rusos con alto valor añadido.

De hecho, el comercio tuvo una respuesta positiva a la visita de la presidenta argentina a Rusia.

“Ya en mayo de 2015, se observó una reactivación de las exportaciones a Argentina de fertilizantes y derivados del petróleo rusos, lo que frenó una caída que se arrastraba desde mayo de 2014”, señaló en una conversación con RBTH el analista de ВТБ24 Oleg Dushin. Aunque también es cierto que las importaciones desde Argentina continuaron cayendo en mayo. “Se dice que las sanciones permitieron un crecimiento del 38 % en el suministro de carne argentina y del 47 % en el de productos lácteos en 2014.

Sin embargo, parece que la caída del rublo ha hecho efecto 2015, disminuyendo la rentabilidad del suministro de alimentos a Rusia. En los 5 primeros meses de 2015, la importación de carne argentina se redujo un 14,5 %, la de productos lácteos un 44,8 % y la de fruta un 29,7 %”, declaró.

Sin embargo, se siguen estableciendo contactos a nivel oficial, lo que infunde cierto optimismo con respecto al futuro del comercio ruso-argentino. En junio de 2015, una delegación dirigida por el ministro de Economía y Finanzas argentino, Axel Kicillof, visitó el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. Los empresarios argentinos estuvieron representados por los directores de grandes empresas del sector petrolífero (YPF), de las instalaciones energéticas e infraestructuras (Helport y Panedile) y del sector agrícola (INSUD y Los Grobo).

Con el apoyo de la Cámara de comercio de Rusia, varias compañías rusas con presencia en el país sudamericano organizaron en 2015 una serie actividades destinadas a promover el desarrollo de proyectos en el sector de las tecnologías de ahorro energético, el petrolífero y el agrícola.

A principios de julio, el ministro ruso de Industria y Comercio, Denís Manturov, y la ministra de Industria argentina, Débora Giorgi, acordaron estudiar la realización de proyectos conjuntos y firmaron el memorándum correspondiente.

Es evidente también la influencia positiva en las relaciones bilaterales de la visita del vicepresidente argentino, Amado Boudou, quien criticó las sanciones económicas impuestas a Rusia al margen de la ONU, así como la actividad de las agencias internacionales de calificación. El Consejo de la Federación de Rusia y el Senado del Congreso Nacional de Argentina firmaron un acuerdo de cooperación interparlamentaria. La portavoz del Consejo de la Federación ruso, Valentina Matvienko, ha remarcado que “Argentina es para Rusia un socio muy importante en América Latina” y la visita del vicepresidente argentino “dará un nuevo impulso al diálogo entre los parlamentos de ambos países”, cita la agencia ITAR-TASS.

Por cierto, el mismo día, en la ciudad rusa de Ufá, se preparaba la cumbre de los líderes del grupo BRICS y los miembros del consejo empresarial del bloque aprobaron una declaración de inversión que presentaron al día siguiente a los líderes de la unión. Según el director de la Cámara de Comercio de Rusia y representante ruso en el consejo empresarial de los BRICS, Serguéi Katirin, hay varios proyectos de infraestructuras en los que están interesados prácticamente todos los países del grupo BRICS. Entre ellos, la ruta transoceánica propuesta por Brasil, la cual debería pasar también por Argentina.

Fuente: ES.RBTH

Compruebe también

embargo

Rusia impone un embargo alimentario a Ucrania y la UE castiga a Moscú

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha confirmado hoy que Rusia extendería a Ucrania el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *