Inicio » Tecnología » El transporte del futuro se basará en un proyecto de un profesor ruso
Las ideas de Borís Weinberg han servido de base para proyectar un túnel entre Los Ángeles y San Francisco. Fuente: AP

El transporte del futuro se basará en un proyecto de un profesor ruso

Un proyecto presentado en EE UU para la construcción de un túnel de vacío entre Los Ángeles y San Francisco ha causado un gran revuelo en la prensa. Entretanto, miembros de la Universidad de Tomsk aseguran que la idea original no ha sido de los norteamericanos, sino que este inusual invento está basado en realidad en las ideas formuladas y desarrolladas por un académico de Tomsk a principios del siglo XX.

El empresario sudafricano Elon Musk ha presentado un proyecto bajo el nombre de Hyperloop, que consistirá en un túnel de vacío de 600 kilómetros entre Los Ángeles y San Francisco, y está basado en las ideas desarrolladas hace cien años por Borís Weinberg, científico de la Universidad de Tomsk. Así lo han anunciado en el servicio de prensa de la Universidad.

Al parecer, en este trabajo, publicado en 1914 con el nombre de ‘Desplazamiento sin fricción’, ya se hablaba de unos vagones que se desplazaban sin apoyos a través de un tubo de cobre, del que previamente se habría extraído el aire. Según la idea de Weinberg, los vagones se mantendrían en alto, sin tocar las paredes, mediante la fuerza de unos electroimanes. Los empleados de la universidad han explicado que, a principios del siglo XX, el proyecto no se llegó a materializar a causa de sus elevados costes y su carácter inverosímil.

Durante dos años, el académico trató de crear en el laboratorio un modelo a escala del ferrocarril que él mismo inventó. “En sus experimentos utilizaba un vagón de 10 kilogramos —fabricado con un tubo de hierro con ruedas delanteras y traseras— que se desplazaba por dentro de un tubo de cobre de 32 cm de diámetro dispuesto en forma de anillo con un diámetro de 6,5 metros. Bajo estas condiciones, el vagón alcanzaba una velocidad de 6 km/h.

“El autor estaba convencido de que el tren podría alcanzar sin problemas una velocidad de entre 800 y 1000 km/h con un solenoide en la estación de salida de tres km de longitud”, se explica en una de las reseñas del trabajo ‘Desplazamiento sin fricción’.

Para la aceleración y el frenado de las cápsulas en el túnel norteamericano se utilizarán unos aceleradores magnéticos especiales. Gracias al campo electromagnético y al colchón de aire que se forma bajo la lanzadera, se logrará un desplazamiento suave. En cuanto al suministro de energía, se utilizarán unas baterías solares instaladas directamente en la parte superior del túnel.

De acuerdo con los cálculos provisionales, la cápsula recorrerá la distancia entre los dos extremos del trayecto en tan solo media hora, a una velocidad de 1.220 km/h, y el precio de un billete en el ‘tren del futuro’ será de unos 20 dólares. Se estima que el coste de construcción del proyecto Hyperloop rondará los 6.000 millones de dólares.

“Tiene una gran desventaja: la gente suele mostrarse desconfiada ante las novedades y teme por su seguridad, por lo que será complicado convencerles de que se suban al primer tren”, opina sobre el proyecto Iván Stupachenko, redactor adjunto de la revista The RZD-Partner International. Quizás también por esta razón el trabajo de Weinberg xno obtuvo en su momento el reconocimiento que se merecía.

Fuente: Rusia hoy

Compruebe también

Nave

Nave rusa parte con 3 astronautas a bordo hacia la EEI

Una nave espacial rusa que traslada a tres astronautas de Estados Unidos, Gran Bretaña y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *