Inicio » Cocina Rusa » La reina de la cocina rusa
Puré de patatas. Fuente: Divya Shirodkar.

La reina de la cocina rusa

Los alimentos básicos cambian de lugar a lugar, pero, en general, son comidas baratas o fáciles de conseguir que proporcionan uno o más de los tres principales macronutrientes necesarios para la salud: carbohidratos, proteínas y grasas. Los ejemplos más típicos de alimentos básicos son tubérculos o raíces, cereales, legumbres u otras semillas.

En Asia el alimento básico es el arroz, mientras que en África es el maíz o el mijo. En Rusia, al igual que en Europa en general, es el trigo, con el que se elabora el pan. En algunos países sorprende que en Rusia apenas se coma arroz.

En mi casa, por ejemplo, cocino arroz una vez al mes, como mucho. En general, lo preparo cuando alguien tiene dolor de estómago; la creencia popular dice que el arroz es bueno para los problemas de estómago, especialmente en forma de sopa cremosa de arroz o kanji.

Es sorprendente que, de más de 50.000 especies de plantas comestibles, solo 15, en su mayoría cereales, proporcionen el 90% del aporte alimenticio en el mundo. El arroz, el maíz y el trigo representan dos tercios del total del consumo humano: son el alimento básico para 4.000 millones de personas. El arroz alimenta, él solo, a más de la mitad de la humanidad. Las raíces y tubérculos son importantes alimentos básicos para más de 1.000 millones de personas.

Pero hay otro alimento básico muy importante en Rusia: la patata.

Rusia es el segundo mayor consumidor de patatas del mundo después de China. En 2005, los rusos consumieron 19 millones de toneladas, seguidos por India, con un consumo de 17 millones de toneladas. Pero, si tenemos en cuenta que India tiene mucha más población y que el arroz es un alimento mucho más tradicional, el resultado es que cada indio consume unos 14 kilos al año, mientras que los rusos ¡comen 131 kilos de patatas al año!

Mi marido me llama en broma “reina de las patatas”. Y, en cierto modo, es verdad. Podría comer patatas todos los días. Puedo comer patatas hervidas con mantequilla o nata agria. Puedo comer patatas fritas con champiñones y cebolla, o puré de patatas cada día y no aburrirme nunca.

Durante los largos inviernos rusos es difícil conseguir vegetales frescos. A la gente le gustan los vegetales recién cosechados en los meses más cálidos y cultiva sus propias patatas. Muchas familias compran un pequeño huerto a las afueras de la ciudad y a principios de mayo todos los miembros de la familia hacen una excursión llamada “Na kartoshku”, esto es, “cultivar patatas”.

En una estación (cuatro-cinco meses), se pueden hacer hasta cuatro de estos viajes: uno para plantar, dos para escardar y quitar malas hierbas, el último para recolectar. El trabajo es duro, pero proporciona a la familia suficientes patatas para todo el invierno. El esfuerzo merece la pena: las patatas frescas, recién cosechadas, directas del campo, se pueden comer hervidas con eneldo y mantequilla…

Mi plato favorito son las patatas fritas con champiñones: es simple, sabroso y gusta tanto a los adultos como a los niños. Otro plato, favorito en todo el mundo, es el puré de patata, muy sencillo y rápido de hacer, un acompañamiento perfecto para cualquier plato.

Patatas fritas con champiñones

Fuente: Divya Shirodkar
Fuente: Divya Shirodkar

Para 4-5 personas

Ingredientes:

1 kg de patatas

400 gr de champiñones

2 cebollas

Eneldo fresco

Cebolleta fresca

Aceite vegetal

Sal y pimienta

1. Cortar la cebolla y freírla hasta que esté dorada. Añadir los champiñones cortados en rodajas y continuar friendo hasta que estén suaves. Retirar del fuego y reservar.

2. Pelar (si se desea; también se pueden lavar bien y cocinar con la piel) y cortar las patatas en tiras o en rodajas finas, si las patatas son pequeñas. Añadir más aceite a la sartén en la que se cocinaron la cebolla y los champiñones. Calentar hasta que el aceite humee y echar las patatas.

3. Freír a fuego alto, removiendo cuando las patatas estén doradas y crujientes. Es importante intentar que no se rompan las piezas al remover.

4. Cuando las patatas estén casi listas, añadir la cebolla y los champiñones, junto con el eneldo picado y la cebolleta.

5. Salpimentar al gusto. También se puede espolvorear con guindilla en polvo.

6. Mezclar todo bien y freír otros 5 minutos.

Puré de patatas

Para 5-6 personas

Ingredientes:

1 kg de patatas

250 ml de leche

Mantequilla

Sal

1. Pelar las patatas y cortarlas en trozos iguales. Poner en una olla; añadir agua y sal. Cocer hasta que estén suaves

2. Eliminar el exceso de agua.

3. Triturar poco a poco las patatas, añadiéndoles la leche caliente.

4. Añadir sal al gusto. Hay gente a la que le gusta añadirle también un poquito de azúcar. Echar la mantequilla, que se derretirá sola por el calor. Servir con salsa o como acompañamiento de otro plato.

Hay infinitas variaciones en el puré de patatas. Puedes añadir casi cualquier ingrediente para lograr diferentes sabores: ajo, cebolla frita, hierbas, orégano…

¡Priyatnogo appetita!

Fuente: Rusia hoy

 

 

 

 

Compruebe también

blinis

Mini blinis con trucha ahumada

Datos de la receta Fácil Comen 4 Total: 2 h & 10′ = 2 h …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *