Inicio » Cultura » La singular galería de “retratos de templos” de Alexéi Richkov
Foto: Alexéi Richkov

La singular galería de “retratos de templos” de Alexéi Richkov

Alexéi Richkov, pintor de renombre de San Petersburgo, se planteó un buen día la grandiosa tarea de crear una galería de paisajes con templos de Rusia enclavados. Y así es por lo que hace ya algunos años viaja incansablemente, estudia historia y, naturalmente, pinta cuadros.

A día de hoy ha creado más de un centenar de trabajos que define como “retratos de templos”.

En 1993, una vez terminó sus estudios en la Academia de pintura y diseño V.I. Mújina, Alexéi Richkov abandona Rusia para vivir algunos años en Varsovia, Praga, París. Pareciera que su situación no podía ser mejor: no faltaban los clientes, sus pinturas se vendían bien, pero el artista se sentía incómodo:

—Pienso que hay ciudadanos del mundo, que se sienten bien donde sea, pero existen las “personas del país”, para las que fue creado especialmente el dicho: “De visita se está bien, pero en casa, mejor”. Pues bien, yo me sitúo entre estos últimos.

De vuelta en San Petersburgo comenzó a trabajar activamente, presentó retrospectivas y ganó cierta fama como maestro del paisaje romántico. Los retratos que pintaba devinieron el adorno de muchas colecciones familiares. A mediados de la década de los noventa, Richkov pintó unos cuantos paisajes de San Petersburgo en los que se reproducían los templos más emblemáticos, como el de La salvación sobre la sangre, del Monasterio de Alejandro Nevski, la catedral de Kazán…

—Fue entonces cuando nació en mí la idea de crear un singular mapa pictórico de Rusia, de pintar templos de las más distintas ciudades de nuestro país. Pero, los quehaceres cotidianos, los compromisos con los clientes y los ajetreos de la vida me impidieron dedicarme a ello. Es posible que yo mismo no estuviera preparado, que mi momento no hubiera llegado aún.

Hace algunos años, el pintor conoció al coleccionista Víctor Shirokij, quien valoró por lo alto sus trabajos. Gradualmente fue madurando la idea no solo de crear una colección de cuadros en los que se recrearan templos de toda Rusia, sino además de organizar una exposición itinerante, a fin de que esas creaciones pudieran ser apreciadas por habitantes de muchas ciudades a lo largo de todo el país.

Pues bien, la exposición fue por vez primera presentada en Sochi donde suscitó un enorme y genuino interés. Más tarde, las creaciones de Richkov fueron expuestas en Riazán, Kolomna y Pskov. El pintor continúa trabajando entusiastamente y confía en que sus pinturas ayuden al espectador a mirar con nuevos ojos el mundo entorno y la historia de su país.

Fuente: Spanish

Compruebe también

ballet

Don Quijote, el hidalgo de lanza en ristre y puntas de ballet

La Compañía Nacional de Danza monta su primer ballet clásico completo en más de dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *