Inicio » Cultura » Las universidades rusas cambian el sistema para admitir estudiantes extranjeros
Los candidatos tendrán que estudiar ruso y matemáticas antes de acceder a los estudios. Fuente: Alekséi Filíppov / Ria Novosti

Las universidades rusas cambian el sistema para admitir estudiantes extranjeros

El Ministerio de Educación y Ciencia planea confirmar para finales de 2014 una nueva lista de exigencias de conocimientos para los extranjeros que quieran realizar estudios de educación superior en Rusia. A partir de ahora, tendrán que estudiar ruso, matemáticas y las asignaturas básicas de la especialidad que han escogido durante un año para ser admitidos a los exámenes de acceso de la facultad elegida.

Los extranjeros que se estén preparando para entrar en las universidades rusas serán divididos en varios perfiles: humanidades, ciencias naturales, medicina y biología, ingeniería y economía. Cada uno de los bloques incluirá tres asignaturas obligatorias y una de la especialidad.

Además, tendrán que estudiar asignaturas comunes como ruso, matemáticas o informática. La lista de asignaturas se determinará dependiendo de la especialidad elegida. Una vez finalizados los estudios obligatorios habrá exámenes y revisiones de las materias complementarias.

Conviene destacar que será obligatorio adquirir un nivel mínimo de ruso, que incluye un vocabulario de por lo menos 2.300 palabras, la comprensión de textos en voz alta a un ritmo de 200-240 palabras por minuto y la lectura de textos a una velocidad de 80-100 palabras por minuto.

Los aspirantes deberán también aprender a escribir redacciones y a expresarse en la temática de su especialidad. “Actualmente no hay unas exigencias claras de conocimientos de ruso, por eso se plantean las más básicas”, explica el rector de la Universidad de Economía Rusa Plejanov, Víctor Grishin.

Los que quieran estudiar literatura rusa tendrán que pasar por un curso sobre los siglos XVIII-XIX, así como conocer las biografías de los clásicos como Pushkin, Lérmontov, Turguénev, Gógol,  Dostoievski, Tolstói y Chéjov. Los aspirantes deberán hablar de las obras de diferentes escritores y se capaces de explicar sus composiciones y sus protagonistas (unas dos o tres obras de cada autor).

En matemáticas, los aspirantes extranjeros deberán aprender obligatoriamente no solo a realizar los cálculos más elementales sino a poder demostrar en ruso diferentes teoremas y a representar las principales fórmulas, así como los principios del análisis matemático.

“Todos los sistemas nacionales de educación son diferentes, y hay que saber cuál es la equivalencia para no meter a alguien de secundaria en la universidad”, explica la vicerrectora de actividades internacionales de la Universidad de la Amistad de los Pueblos. “Cada facultad define los criterios de valoración de las diferentes disciplinas. Tenemos toda una serie de acuerdos bilaterales con varios países en los que no se exige que se demuestre un nivel de educación pero la lista de países con los que no tenemos es aún más grande”.

Hoy en día en el territorio de Rusia estudian alrededor de 250.000 estudiantes extranjeros de 150 países. Más de 40.000 de ellos estudian gracias a becas rusas. Por número estudiantes están los países de la CEI: Moldavia, Tayikistán, Uzbekistán y Ucrania. De América Latina destacan Colombia, Guatemala y Perú. De Asia, China, Palestina, Siria e Irak.

Al día de hoy el porcentaje de estudiantes extranjeros es del 2,3 % del total, para 2015 el Ministerio de Educación y Ciencia prevé aumentar este porcentaje hasta el 6% y para 2018 al 10%.

“Está muy bien que el Ministerio de Educación haya decidido ocuparse de este asunto y poner orden. El resultado será que aumentará no solo la calidad de la educación sino el prestigio de la educación rusa”, señala el profesor de la Universidad de Economía Rusa Plejanov y miembro de la Cámara Pública, Serguéi Markov.

De acuerdo con las recomendaciones de la administración, el plazo de formación previa para los estudiantes extranjeros, antes de su incorporación final, deberá ser de 52 semanas (un año lectivo), de las cuales 38 semanas estarán dedicadas a clases, cuatro a la temporada de exámenes y 10 semanas para vacaciones.

Fuente: Rusia hoy

Compruebe también

ballet

Don Quijote, el hidalgo de lanza en ristre y puntas de ballet

La Compañía Nacional de Danza monta su primer ballet clásico completo en más de dos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *