Inicio » Deportes » Mourinho, en contra de boicotear el Mundial de Fútbol en Rusia por racismo
José Mourinho

Mourinho, en contra de boicotear el Mundial de Fútbol en Rusia por racismo

El técnico del Chelsea, José Mourinho, declaró hoy que será un error boicotear el Mundial de Fútbol de 2018 en Rusia por los incidentes racistas, incluido aquel que supuestamente sufrió el marfileño Yaya Touré el miércoles en un partido de la Champions en las afueras de Moscú.

“Respeto su opinión (de Touré) pero no estoy de acuerdo. La historia de fútbol ha sido protagonizada por muchas razas, y el aporte de los futbolistas negros en el desarrollo del fútbol ha sido fantástico. ¿Quiénes importan más? ¿Miles de millones de aficionados de todo el mundo o unos miles que llegan a los estadios y se comportan de manera escandalosa hacia los jugadores negros?”, preguntó Mourinho citado por AFP.

El portugués agregó que “de ser yo un jugador negro, diría que los miles de millones (de aficionados) son mucho más importantes. Vamos a luchar contra esos miles (de racistas) pero daremos a la afición lo que quiere, el mejor fútbol. Sin los jugadores negros el fútbol no puede ser el mejor”.

Anteriormente, el técnico del Arsenal, Arsène Wenger, declaró que considera inapropiado el boicot del Mundial de Fútbol en Rusia.

“Toda manifestación de racismo es inaceptable pero considero que boicotear la Copa Mundial es una medida extrema. Además, el abuso racista (en Moscú) todavía no ha sido confirmado”, dijo Wenger citado por ITV News.

El francés aplaudió los esfuerzos de la UEFA para luchar contra la discriminación, incluida la de raza, y opinó que “Rusia también debe participar de forma activa”.

La UEFA abrió ayer un procedimiento disciplinario contra el CSKA por el comportamiento de su afición después de que Yaya Touré denunciara abuso y cánticos racistas en el partido entre su club Manchester City y el CSKA Moscú celebrado el miércoles en la periferia de la capital rusa.

El propio centrocampista marfileño dijo estar “furioso” por el incidente, sugirió suspender el estadio Arena Jimki “por un par de años o un par de meses” y amenazó con boicotear el Mundial de 2018 en Rusia “si no estamos seguros de que no vuelva a ocurrir algo semejante”.

Por su parte, el presidente de la UEFA, Michel Platini, ordenó investigar por qué durante el partido entre el Manchester City y el CSKA Moscú los árbitros rumanos, con Ovidiu Hațegan a la cabeza, no aplicaron la regla de tres advertencias de la UEFA que implica dos suspensiones y la conclusión anticipada del partido en caso de repetidos abusos racistas.

Fuente: Sp.Rian

Compruebe también

Lokomotiv

El Lokomotiv ruso y el Fenerbahçe turco, un partido de alta tensión

Tras reconocer que era muy consciente de las tensiones bilaterales, la UEFA decidió no separar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *