Inicio » Noticias » Rusia, la economía más golpeada de los países BRICS
economía
A businessman looks at an electronic board displaying falls in share prices in Tokyo October 6, 2008. Japan's Nikkei share average sank to a four-and-a-half-year closing low on Monday after briefly dropping 5 percent as signs of growing global economic gloom spooked investors into dumping shares across the board. REUTERS/Yuriko Nakao (JAPAN)

Rusia, la economía más golpeada de los países BRICS

Moscú, 10 dic (EFECOM).- Rusia, castigada por el desplome de los precios del petróleo y las sanciones occidentales por su implicación en la crisis ucraniana, es la economía de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) más deteriorada, con una contracción esperada del 3,8 % para este año, según el FMI.

“Aún no está claro cómo vamos a terminar 2015, pero tendremos un crecimiento negativo de entre el 3,8 y 4,5 por ciento”, pronosticó, más pesimista, el exministro de Economía ruso Yevgueni Yasin.

Según el economista, sentarse a esperar la recuperación de los precios del petróleo, el principal producto de exportación del país, sólo puede servir para ahondar la crisis.

“Tenemos que continuar aquello que debimos completar en la primera reforma de mercado: crear un sistema de competitividad política, imprescindible para establecer la supremacía de la ley y una economía de mercado”, subrayó Yasin, quien estuvo al frente de la cartera de Economía entre 1994 y 1996.

El extitular de Finanzas ruso Alexéi Kudrin atribuye casi la mitad de la caída del producto interior bruto (PIB) -1,5 puntos porcentuales- a las sanciones occidentales, y el resto, al desplome de los precios del petróleo.

“La economía rusa atraviesa un año difícil. A diferencia de la crisis de 2008 y 2009, por vez primera desde comienzos de los años 2000 se observa un descenso de los ingresos reales de la población”, señaló recientemente Kudrin, estrecho colaborador del presidente ruso, Vladímir Putin, durante más de diez años (2000-2011).

En opinión del exministro, artífice de la estrategia que permitió a Rusia superar con mínimas pérdidas la crisis de 2008-2009, las medidas adoptadas por el Gobierno para apoyar la economía son “insuficientes”.

En las actuales circunstancias, advierte Kudrin, Rusia debería renunciar a completar su programa de rearme en diez años debido a que ese gasto tendrá un impacto negativo en materia de educación, sanidad e infraestructuras.

Sin embargo, habida cuenta de las crecientes tensiones internacionales, la participación rusa en el conflicto de Siria y la situación en el este de Ucrania, es muy improbable que el Kremlin opte por recortar su presupuesto en defensa.

Mientras, el actual ministro de Finanzas, Antón Siluánov, ha alertado sobre la necesidad de equilibrar el presupuesto del Estado, ya que de lo contrario el Gobierno se verá obligado en dos o tres años a subir los impuestos.

“Si no ajustamos los gastos a los ingresos, estimularemos la inflación, pues aparte del crédito no tendremos otras fuentes para financiar el déficit presupuestario. Y si suben las tasas de interés, dentro de dos o tres años tendremos que elevar los impuestos”, señaló.

Según Siluánov, de no adoptar esta medida las reservas financieras de país quedarán agotadas en uno o dos años, con las graves consecuencias que de ello se derivan.

En diciembre de 2014, Putin aseguró que “en el peor de los casos” Rusia saldría de la crisis en un plazo de dos años.

Los resultados de 2015 y las previsiones para 2016 -la más optimista indica un crecimiento del PIB del 0,7 por ciento- muestran que la luz al final del túnel está bastante más lejos de lo que predijo el jefe del Kremlin.

Y ello, sobre todo, porque casi todos los expertos coinciden en que en los próximos años se mantendrá el bajo nivel que presentan actualmente los precios del petróleo.

Además, nada hace pensar que las sanciones económicas impuestas a Rusia por la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y otros países occidentales vayan a ser levantadas en un futuro próximo.

Estas medidas han privado a Rusia de importantes fuentes de financiación a largo plazo, lo que afecta a sectores clave de su economía, en particular el de los hidrocarburos.

“Todos debemos partir de la base de que las sanciones son para largo. En el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia no tenemos motivos ni ilusiones para creer que las sanciones vayan a ser levantadas o suavizadas de manera considerable”, admitió recientemente Serguéi Riabkov, viceministro de esa cartera. EFECOM

Fuente: lavanguardia.com

Compruebe también

Pozner

El veterano periodista ruso Vladimir Pozner aboga por la derogación de las leyes homófobas vigentes en su país

El veterano periodista ruso Vladimir Pozner ha declarado en una entrevista concedida a Business-Gazeta.RU que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *