Inicio » Tecnología » Un nuevo motor para potenciar la producción de tecnología puntera de defensa
Fuente: Servicio de prensa

Un nuevo motor para potenciar la producción de tecnología puntera de defensa

La Fundación para la Investigación en Innovación planea ser un motor para facilitar la creación científica, con el objetivo de lograr resultados cualitativos en los campos militar y socioeconómico.

Hace un año, Rusia creó la Fundación de Investigación en Innovación, (FPR), una organización diseñada para potenciar la investigación y la futura producción de tecnología militar destacada. Este centro, con una sustanciosa financiación estatal, analizará potenciales desafíos a la seguridad, amenazas a los intereses nacionales de Rusia y buscará ideas atrevidas y no convencionales que se adelanten a su tiempo.

También apoyará la investigación científica y el diseño militar que facilite la producción de tecnología puntera en defensa y también de doble uso civil y militar, según afirmó el presidente Vladímir Putin en una reunión de este organismo, celebrada en Tula.

Se planea que el FPR sea un motor tecnológico para facilitar las innovaciones, con el objetivo de lograr resultados cualitativos en los campos militar y socio-económico, y asegurar su rápida aplicación y producción. El presidente Putin instó a los científicos a pensar y actuar adelantándose a su tiempo, creando el arsenal militar más moderno para las Fuerzas Armadas rusas.

Durante el año pasado, el FPR recibió 1.100 propuestas, de las que 77 fueron aprobadas. Se ha empezado a trabajar en 12 de estos proyectos, que incluyen ‘Defensores del Futuro’, ‘Arranque Aéreo’ y ‘Comando 112’. El primer proyecto está diseñado para reemplazar a los soldados en el campo de batalla por robots. La implementación del segundo proyecto facilitará el lanzamiento de objetos espaciales desde los aviones superpesados AN-225, conocidos como Mriya. El tercer proyecto ayudará a emitir alarmas de emergencia con la suficiente antelación. El periodo de realización varía de proyecto a proyecto. Mientras que el ‘Arranque Aéreo’ podría tardar siete años en producir resultados, los otros podrían completarse mucho más rápido.

El FPR no repetirá los elementos ya incluidos en los ambiciosos programas de armamento a largo plazo; el Programa de Armas Estatal debe ocuparse exclusivamente de tecnología militar.

Vladímir Putin animó a los científicos a correr riesgos financieros relacionados con investigaciones cuyo resultado puede ser impredecible. El presidente instó a los investigadores a seleccionar proyectos que no repitan de ningún modo diseños desarrollados en otros países, ya que la inversión en proyectos ya completados por otros equipos se ha revelado ineficaz.

La Fundación trabajará en estrecha colaboración con importantes centros de investigación, instituciones de enseñanza e industrias del país, para asegurar el liderazgo ruso en el terreno de la innovación. Se le han asignado al FPR grandes tareas: fortalecer la infraestructura de la investigación y utilizar nuevos métodos de organización e investigación científica en el país.

La Fundación ya ha aprobado iniciativas para crear laboratorios especiales, modernos y bien equipados en las principales divisiones del Complejo de Industria Militar, así como en universidades técnicas e institutos de investigación de la Academia de Ciencias de Rusia. Especialistas cualificados de todo el país serán contratados en estos laboratorios, que les proporcionarán las condiciones óptimas para sus investigaciones.

Casi medio millón de científicos rusos abandonaron el país en la década que siguió a la caída de la URSS, ya que la investigación científica fue relegada al último puesto en los años de Yeltsin. Cientos de centros de investigación e institutos técnicos se cerraron, echando a la calle a miles de científicos y asestando un duro golpe a la economía nacional, en particular a la industria militar.

El presidente Yeltsin y su primer ministro Yegor Gaidar desconocían el hecho de que la industria militar era el cimiento de la economía rusa y constituía la fuerza motriz de las futuras tecnologías punteras. El Gobierno actual, consciente de este hecho, planea acelerar el desarrollo socioeconómico del país remodelando la estructura de la industria militar. En sus intentos de reactivar la economía, Rusia está llevando a cabo una estrategia basada en la innovación científica. La renovación de la industria militar podría ser el preludio del desarrollo económico de los próximos años.

El presidente Vladímir Putin ha prometido crear 25 millones de puestos de trabajo relacionados con la alta tecnología en este marco, y la nueva Fundación de Investigación es un paso en esta dirección.

Fuente: Rusia hoy

Compruebe también

Nave

Nave rusa parte con 3 astronautas a bordo hacia la EEI

Una nave espacial rusa que traslada a tres astronautas de Estados Unidos, Gran Bretaña y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *