Inicio » Noticias » Una idea original: disfraces de ruso para Halloween
Si quieres algo realmente nuevo, mi consejo es tan simple y directo como atizarse un chupito de vodka: disfrázate de ruso. Fuente: Alamy / Legion Media

Una idea original: disfraces de ruso para Halloween

Esto no es una guía sobre cómo confeccionar un genuino “kokóshnik” (el antiguo tocado que llevaban las mujeres rusas), sino una dosis de inspiración para poner algo de estilo ruso a tu celebración de Halloween.

Como la mayoría de las cosas, crear un disfraz de Halloween ruso puede ser tan sencillo como complicado.

Si no tienes suficiente tiempo para tejer, confeccionar o pegar con cinta adhesiva para hacer tu disfraz, puedes ser tan estereotipado como tu imaginación y tu sentido común te permitan.

La indumentaria más sencilla sería comprar una camiseta de hockey Ovechkin y ponerse un típico sombrero de piel. También puedes empezar a prepararte con antelación y dejarte crecer una barba con bigote: como sabes, los rusos suelen utilizar hachas para afeitarse, así que normalmente entre afeitado y afeitado pasa mucho tiempo.

También puedes tomar una botella vacía de vodka, rellenarla de agua e impresionar a todo el mundo con tu aguante ingiriendo alcohol: bebe directamente de la botella y no des menos de tres o cuatro tragos largos. Aviso: no trates de hacerlo con una botella auténtica de vodka, ni siquiera los rusos llegan a esos extremos en Halloween.

Si quieres mostrar tu pasión por los ideales del comunismo, simplemente vístete de rojo: pantalones, camisa, sombrero, todo. O ponte ropa de cualquier color, pero con una estrella roja grande en el medio. También puedes colocar una insignia amarilla con la hoz y el martillo en cualquier lugar de tu disfraz para añadir ese inolvidable toque “comunista”. Otra sugerencia: haz una bonita cabeza nuclear y amenaza con ella a cualquier capitalista que se cruce en tu camino.

Si quieres un traje ruso más sofisticado, requerirá más dosis de creatividad. Por ejemplo, trata de hacerte pasar por algo ruso. ¿Un disfraz de oso? Eso es demasiado fácil: déjalo para los niños. En lugar de eso, trata de vestirte de ruso blanco. Nos referimos al cóctel. Ponte un vestido con dos capas de colores tradicionales rusos y no te olvides de añadir una enorme pajita de mentira en la cabeza.

También puede funcionar como disfraz un blini con caviar. Utiliza sábanas teñidas para el blini y globos de color rojo o negro medio inflados para el caviar.

También puedes disfrazarte de bábushka o de muñeca matrioshka. En realidad, no hay una gran diferencia entre estas dos opciones, porque la típica bábushka o abuela rusa parece una matrioshka. Tal vez te cueste esfuerzo vestirte como un spútnik (spútnik es la palabra rusa para designar “satélite”), pero intenta ponerte un traje espacial y decir varias veces “Poyejali!” (¡Vámonos!). Todo el mundo reconocerá al instante que eres Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar al espacio.

Vestirse como un espía ruso también puede ser una buena opción. Puesto que Anna Chapman se ha convertido recientemente en la espía rusa más reconocible, te sugeriría que te calaras una peluca pelirroja y un vestido sexy y elegante.

Para que no te confundan con un espía de otro país, puedes añadir una pequeña insignia con una bandera rusa o de nuevo con la hoz y el martillo. Aunque, hay que decir que las espías de verdad no llevan detalles tan obvios en su indumentaria sexy y elegante.

Ahora pasemos a temas más serios. Si te interesa la historia y los trajes étnicos, una opción es que te vistas como un campesino ruso del siglo XVII. No sólo demostrarás un gusto exquisito sino que el disfraz también será más fácil de hacer. Toma una simple camisa blanca de manga larga, rásgale un poco el cuello en la parte izquierda de la pechera (no en el centro: ¡es importante!) y cose cintas rojas (con algún adorno o sin él) en los bordes del corte.

También puedes añadir cintas rojas al dobladillo y las mangas de la camisa, pero es opcional. Toma otra cinta ancha de tela roja (mejor con borlas): servirá como cinturón. Ponte un sencillo pantalón negro, botas negras altas, una gorra puntiaguda y ya está.

Y aquí surge la cuestión de si es políticamente correcto o no: ¿se enfadarán tus amigos rusos si te disfrazas de ruso? La respuesta es no: aunque por lo general los rusos odiamos todos los estereotipos occidentales sobre vodka y osos, nos gusta secretamente que los extranjeros muestren interés por nuestro país: si te vistes de ruso en realidad tus amigos del país eslavo te admirarán.

Fuente: Rusia hoy

Compruebe también

Rusia tumba a España

La selección española femenina de balonmano encajó su primera derrota en el Mundial de Dinamarca …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *