Inicio » Turismo » Zariadie, ampliación y competencia de la Plaza Roja
Foto: La Voz de Rusia

Zariadie, ampliación y competencia de la Plaza Roja

Moscú continúa con sus febriles intentos de ajustarse al concepto de ciudad europea, cómoda y pensada para la gente, a pesar de sus aglomeraciones, de sus atascos y frenético ritmo urbano que la sitúan en la órbita de las megalópolis del Tercer Mundo.

Moscú es el centro de Rusia que, paradójicamente, poco tiene que ver con el resto del país. La capital siempre ha concentrado el poder, absorbido el dinero y los mejores recursos humanos del entorno, sobre todo a partir de la época soviética. Sin embargo, el resultado ha sido una ciudad maltratada por los caprichos urbanísticos de los dirigentes que la han cuarteado al imaginarla grandiosa y brillante, preñada de proyectos espectaculares, destinados a apabullar, a empequeñecer.

El auge de los precios de los hidrocarburos ha avivado esta tendencia que ha llegado a su punto culminante en el solar del céntrico barrio Zariadie. Este, lógicamente es un lugar histórico, situado en el corazón de Moscú y a escasos metros de la Plaza Roja ha sufrido los devaneos arquitectónicos de los sucesivos zares rojos desde 1930 que fueron acabando paulatinamente con su perfil tradicional de viviendas e iglesias para terminar construyendo un desmesurado e impersonal complejo hotelero, el Rossia. Este edificio fue demolido en 2006 y para el excepcional solar de 13 hectáreas se plantearon múltiples proyectos de diversa índole hasta que en 2012, el entonces primer ministro del país, Vladímir Putin, durante una visita al mismo pronunció una frase que decidió el destino del lugar: “Aquí tendremos un parqué”. Y así va a ser.

El concurso público se inició el pasado abril y contó con la participación de alrededor de las cuatrocientos veinte mejores empresas de arquitectura y diseño urbanístico del mundo. El pasado día 12 de noviembre se anunció el ganador, que ha sido el Buró estadounidense Diller Scofidio + Renfro.

El proyecto presentado por los americanos es sencillamente espectacular y, de plasmarse en su totalidad, será la joya de la corona, en lo que a lugares de ocio se refiere, de la capital rusa y un punto de referencia para el turismo. El jefe del departamento de cultura del Ayuntamiento de Moscú, Serguéi Kapkov, ha definido a la perfección el significado de este nuevo espacio de ocio “En el fondo, este parque se convertirá al mismo tiempo en continuación y en competencia de la Plaza Roja. El parque de Zariadie será visitado por alrededor de veinte millones de personas al año, las misma que visitan la plaza”.

Este espacio estará dividido en cuatro partes, según los ecosistemas presentes en la Federación Rusa: tundra, estepa, bosque boreal, dispuestas en terrazas a lo largo del desnivel del solar que se entrecruzarán. Contará con un gran prado, una caverna de hielo (mantenida mediante un sistema de refrigeración especial), un jardín botánico dedicado al abedul y a todas las plantas de Rusia, un escenario ultramoderno y un puente colgante. El proyecto ha aprovechado al máximo las virtudes arquitectónicas de su rico entorno para ensamblarlas con el parque para crear un espacio de urbanismo natural, teoría en boga para la ciudad ideal.

Se tiene previsto iniciar la construcción, que probablemente alterará un poco los planes iniciales, durante los últimos meses del 2014. Según los cálculos del consistorio moscovita, los trabajos durarán unos dos o tres años y supondrán un gasto de unos ciento cuarenta y ocho millones de euros.

Sin duda, un importante acontecimiento urbanístico que se enmarca en el empeño del gobierno ruso de darle a Moscú una significación turística de nivel mundial.

Fuente: Spanish

Compruebe también

turistas

Los turistas rusos viajarán a los lugares de combate en Siria

Megalópolis, una agencia que vende viajes a otros países, planea comenzar a enviar turistas a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *